Proyecto Djehuty

Contexto geográfico

Deir el-Bahari

Uno de los lugares más importantes del oeste de Tebas es el emplazamiento del templo funerario, el templo de eternidad o de Millones de Años de la reina Hatshepsut, que se encuentra en la zona de Deir el-Bahari, un valle en forma de ángulo que se introduce hacia el interior de la montaña tebana, la cual lo separa por detrás del propio Valle de los Reyes y al norte de la colina de Dra Abu el-Naga, zona de necrópolis. Al sur se encuentra Sheik abd el-Qurna. Los egipcios denominaron a este sitio con la palabra djeser, que significa "sagrado", debido a la importancia de la zona occidental para ellos, en su pensamiento religioso, y de la propia montaña dedicada principalmente a la diosa Hathor. El nombre de Deir el-Bahari o "Monasterio del Norte" deriva del árabe, ya que parece que en época copta existía un monasterio en esta zona, que ahora está destruido. Junto a este templo se encuentran los templos funerarios de Mentuhotep II y Tutmosis III.

Deir el-Bahari Deir el-Bahari.

El templo de Hatshepsut era denominado djeser-djeseru o "el más sagrado de los sagrados", y sin duda alguna puede pensarse en que esta construcción era de las más impactantes en la zona occidental de Tebas. El diseño de este templo se debe a Sennemut, que ocupaba el cargo de "Mayordomo de Amón", y quien además construyó su propia tumba bajo la primera terraza del templo. También la tumba de otro de los colaboradores, Djehuty, puede ser encontrada en Dra Abu el-Naga (Nº 11), que es precisamente la tumba que ocupa el objetivo de nuestro equipo de investigación.

Deir el-Bahari Deir el-Bahari.

El templo de Deir el-Bahari fue excavado inicialmente por Naville en 1891, quien fue el primero en intentar su reconstrucción. Más tarde trabajarían en él Winlock y Baraize, aunque ha sido el Centro Polaco de Arqueología Mediterránea quien ha estado actuando sobre el monumento desde 1961. Los intentos por dar a este monumento de nuevo su grandiosidad y belleza han tenido una gran repercusión en los últimos años, y la labor del equipo polaco está siendo destacada hasta nuestros días.

Deir el-Bahari Deir el-Bahari.

La construcción del templo de Hatshepsut tomó unos 15 años, entre los años 7 y 22 del reinado de Hatshepsut. Sin embargo, el estudio del monumento ha revelado que se llevaron a cabo numerosos cambios a lo largo del proceso de construcción. Se piensa que los constructores encontraron tal vez estructuras anteriores y debieron renovar el diseño del edificio. El templo funerario no sólo era construido en esta zona por su sacralidad, sino también por estar muy cercano a la propia tumba de la reina que se hizo construir en el Valle de los Reyes (KV.20). Al igual que el templo de Mentuhotep II, el templo de Hatshepsut estaba precedido por otro del Valle que está desaparecido y que se encontraba al borde del río Nilo. Desde aquí, una avenida de esfinges debió marcar el camino hacia el templo funerario o de eternidad. El primer patio tenía un pórtico en el lado oeste con 22 columnas flanqueadas por dos colosos de Osiris representando a la reina (Pórtico de los Obeliscos). Dos rampas conducen al segundo patio y a la terraza superior, ambos delimitados al oeste por otros dos sucesivos pórticos. El pórtico intermedio tiene dos capillas, una al sur dedicada a la diosa Hathor de la montaña y la otra al norte dedicada a Anubis.

Deir el-Bahari Deir el-Bahari.

En este pórtico precisamente se reproducen las famosas escenas de la recepción de materiales y objetos del Punt junto con algunos individuos como la denominada "reina del Punt". A la terraza superior se llega por una rampa desde el centro del pórtico anterior, con columnas decoradas con formas osirianas de la reina. A ambos lados en el norte y en el sur podemos encontrar dos capillas o estructuras dedicadas al culto solar y real. La capilla norte está dedicada al dios Re-Harakhty mientras que la sur está dedicada al culto real, a Hatshepsut.

Deir el-Bahari Deir el-Bahari.