Proyecto Djehuty

Diario de excavación

< Diario 2018

4 de febrero

Retocando el jardín para la sesión de fotografía.
Retocando el jardín para la sesión de fotografía.
Pito y Kristian toman fotos con la pértiga.
Pito y Kristian toman fotos con la pértiga.
Entrada a la tumba asociada al jardín, con un plato y una vasija apoyados sobre un suelo de mortero.
Entrada a la tumba asociada al jardín, con un plato y una vasija apoyados sobre un suelo de mortero.

Mientras gran parte de España amanecía cubierta con un manto blanco de nieve, nosotros en Luxor hemos sentido que el invierno se había acabado definitivamente, pues el calor ha apretado con intensidad durante toda la jornada. A primera hora de la mañana hemos terminado de preparar el patio con el jardín para una sesión fotográfica. Pito ha echado mano de su pértiga y, asistido por Kristian, ha tomado fotos desde todos los ángulos con la idea de poder luego realizar una fotogrametría. La pértiga permite tomar fotos cenitales casi como si tuviéramos un drome. En la punta lleva un estabilizador para que la cámara pueda bascular y consiga, después de balancearse con el movimiento, recuperar el ángulo perpendicular al suelo. A la entrada de la tumba, una vasija y un pequeño platito reposan sobre un suelo de mortero que une el cerramiento de ésta con el jardín. El suelo conserva las huellas de los trabajadores de aquel entonces.

David dibuja la estratigrafía de los perfiles que rodean el jardín.
David dibuja la estratigrafía de los perfiles que rodean el jardín.
Actividad en torno al jardín.
Actividad en torno al jardín.
Vista del yacimiento desde arriba de la montaña.
Vista del yacimiento desde arriba de la montaña.

En la tumba de Carlos, se ha seguido sacando telas de lino de excepcional calidad, con una pequeña inscripción en una esquina. La mayor parte de ellas, o bien son las denominadas marcas de lavandería, o bien identifican al propietario con su nombre y título y añaden una referencia al año de confección de la tela, por desgracia sin explicitar el nombre del rey al que se refiere la datación. En el exterior, Jose Miguel ha encontrado la parte de arriba de un shabti de fayenza banco con policromía, conservando el comienzo de la inscripción, refiriéndose al mayordomo de Amón, Tutuya. La elaboración de la figurilla es de enrome calidad.

Lino con inscripción en las manos de Marisol.
Lino con inscripción en las manos de Marisol.
“El sacerdote “puro” Amenhotep, años 16”, escrito en una esquina de una tela de lino.
“El sacerdote “puro” Amenhotep, años 16”, escrito en una esquina de una tela de lino.
José Miguel muestra la parte superior de un shabti de fayenza blanca con policromía, perteneciente al “mayordomo veterano de Amón, Yutu(ya)”.
José Miguel muestra la parte superior de un shabti de fayenza blanca con policromía, perteneciente al “mayordomo veterano de Amón, Yutu(ya)”.

Joan se ha encargado hoy de supervisar el recrecimiento de la fachada de la tumba de Djehuty. Para ello, compramos medio centenar de bloques de piedra caliza, que hemos tallado con dimensiones parecidas a los bloques originales. Para que lo moderno no sea demasiado intrusivo, vamos a empezar a reconstruir todas las hileras que tuvo la estructura original y que se conservan en una esquina. Y hablando de respetar lo antiguo por encima de lo moderno, hoy Alí ha organizado la retirada de una enorme piedra de la zona de excavación, recurriendo la método tradicional faraónico, con pilares de madera, rodillos y un montón de hombres tirando de una soga. A pesar de lo rústico del sistema ha funcionado a la perfección y en cuestión de media hora la piedra estaba ya fuera. Verdaderamente admirable. Con los métodos y tecnologías modernas se hubiera tardado mucho más. Da qué pensar.

Suni posa contenta tras haber encontrado los dedos de los pies de la estatua de Djehuty.
Suni posa contenta tras haber encontrado los dedos de los pies de la estatua de Djehuty.
Joan comienza la reconstrucción del recrecimiento de la fachada de la tumba de Djehuty.
Joan comienza la reconstrucción del recrecimiento de la fachada de la tumba de Djehuty.
Al final de la jornada, el rais Alí y sus trabajadores hicieron una demostración de la herencia faraónica en sus métodos.
Al final de la jornada, el rais Alí y sus trabajadores hicieron una demostración de la herencia faraónica en sus métodos.